1 mar. 2009

Lo siento. Otra vez.

No importa lo que digas,
Lo sé ya de memoria,
Qué es lo que intentas
¿A dónde crees que me llevas?

Amor, tú no eres la flor
Que quise creciera en mi patio.

Mucho tiempo ha pasado,
Y las condiciones son las mismas
Mis venas lloran alcohol
Y mi boca muchas penas.

Pero pon atención,
Cuando hayas terminado
de leer este texto
quiero que comiences de nuevo,
porque esta es la última vez
que te digo cuanto te quiero.

Calla tus palabras,
No repitas lo que ya me has dicho,
Dejare de ser el gatito
Que juega con la bola de estambre,
Y seré el león que te cause la muerte.

Mírame, sabes que no miento
Ahora mis labios dejarán de besarte
Y mis dientes se clavaran en tu cuello.

Ya no me quieres, es cierto,
Y realmente nunca me quisiste
Ahora pago la deuda de aquel capricho torpe.

Dejare a las sanguijuelas
Que pagaron la renta para vivir
En mi corazón,
No importa,
Morirán de hambre
Y estarán secas después de chupar
Lo que en él no hay.

Y ahora, qué pasará
Porque dejaré de buscarte,
Seguro tú no vendrás
Y yo no iré a ninguna parte.

Estoy dolido
Es cierto, y ebrio también,
Estoy metido en una botella
Y me bebes a placer.

No importa, di lo que tengas que decir
No calles tus palabras.
Ya no hieren más,
No pueden hacerlo.

Sólo quiero que cuando acabes este texto
Lo releas y te des cuenta de
Que me estás perdiendo…

Lo siento, me equivoqué de término.
Ahora ya no estoy contigo,
Amor, lo siento, me has perdido…

1 comentario:

Nycher dijo...

siiiii como no ¡¡¡¡¡ ya no la buscaras, al menos hasta mañana... no?
Je, Perdon, una mini bromita...