3 mar. 2009

Soy.

Hay días en que soy una montaña,
días en que me convierto en mar.

Tengo dentro un cumulo de piedras preciosas
con coloridos nucleos de cristal.

Puedes encender la mecha,
porque tamién soy dinamita,
pero no estoy tan comprimido
como para explotar.

En el panteón de los recuerdos
a diario es día de muertos
y hay una tumba donde
siempre colocan una corona de espinas.

Soy un predador enjaulado
en las rejas del circo local
y sólo me liberan para domarme
y divertir a toda esa gente
que acaba de pagar.

Soy fuego, soy cenizas,
soy un esclavo de la eternidad.

Soy custodiado por un demonio
que en las noches me abandona,
pero antes de irse se asegura
de que el miedo me haga llorar.

Soy piedra, soy fuego, soy agua,
soy todo, soy un animal racional,
Pero siempre me olvido de ello
cuando el corazón comienza a gritar.

2 comentarios:

Nycher dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nycher dijo...

Es curioso notar que te sientes solo, siendo que siempre tienes aun lado de ti aun amigo, considerandome primero, despues a todos los que diario cuidan de ti, los complices de la 9....