26 dic. 2008

Navidad...

Las noches de diciembre siguen siendo bellas.
La luna refleja tu rostro, y te extrañan todas las estrellas.
Camino y observo las calles iluminadas,
los niños sonriendo rompiendo piñatas,
los señores tomando ponche con piquete
y las señoras con su babero preparando la cena.
Y yo, pintado de gris me muevo, invisible, entre todas estas cosas.
Amor, espero que tu no estes viviendo esta belleza como yo lo hago.
Feliz navidad nena... Feliz noche buena...

Corto 6...

Luna llena, infinidad de astros. Te amo.
Cuarto menguante, unas cuantas estrellas. Te extraño
Cuarto creciente, muchas estrellas. Has regresado.
Luna nueva. ciela nublado. Te he perdido.
Selene, amor mío, está amaneciendo.

21 dic. 2008

Bitacora...

Diez de la mañana, amada mía,
me reporto, aún estoy bajo las influencias del alcohol.
Esta noche en el Yesterda's no fue como debio ser,
pero hubo suficientes cervezas para ponerme en este estado.
Diez y diez de la mañana, no he dormido desde hace más de veinticuatro horas,
he estado pensando en ti, aunque ahora distinto,
Diez y cuarto, recuerdo que estoy celebrando el guadalupe-reyes
y brindo en tu nombre.
Diez y media, debo ir a trabajar, pero eso no implica olividarte.
Seguramente la voy a cagar, porque estarás aqui.
Cuarto para las once, necesito más alcohol, no tengo donde comprarlo,
ahora es momento de embriagarme con tu recuerdo.
Las once, tengo que marchar, amor, te voy a extrañar...

20 dic. 2008

Borrasca...

Una noche más viajando en el alcohol que corre por mi sangre.
Y amanecí con la resaca que dejo tu amor.
Pienso y me quejo porque soy de carne y hueso.
Tengo otro aguijon más en el riñon.
Tengo un corte más en el corazón.
Creo que esta vez el adiós no es temporal
y la borrasca me está destrozando.
Puedo ver esos relampagos que me persiguen
y quieren destruirme.
Está noche de nuevo me perderé en la dimensíón del alcohol
que me subleba, y me lleva al centro de la nube gris.
Caeré a la tierra destrozado.
No podré profesar más,
soy un oraculo sentenciado.
Mis palabras no hablarán de otra cosa por ahora,
mis palabras serán los gritos de tu aura.
Lo siento amor, yo no quiero ser el demonio de tu infierno.
"Lo siento amor, nunca quise hacerte daño"
Pero ya no importa, ni la resaca, ni la borrasca,
ni la asurdidad de mis palabras...
Esto se ha acabado...
seguiré viviendo sin ti... TE AMO...

Espartano...

Nena, me has vencido.
Mi espada ensangrentada
no puede atravesar más corazones vacíos.
En esta batalla me has derrotado.
Atenea. Diosa de la guerra.
Varias flechas en mi pecho
me hacen sentir el mismo dolor
que siente el tuyo.
Ya no podre verte otra vez diosa mía.
Aunque intente levantarme.
Aunque luche por vencer al enemigo.
Ya no podre erguirme
para enterrar en sus cuerpos
este metal adolorido.
Amor, eres mi diosa, me has vencido.
Pero esta muerte no es en vano.
Despertaré en otro cuerpo
para seguir luchando.
Este sentimiento espartano ha muerto
bajo el yugo de tu recuerdo.
¡No más lucha!
¡No más cuerpo a cuerpo!
Moriré con tu nombre en mis labios.
Resucitare para conquistarte de nuevo.
Atenea, amada diosa, llévame a la gloria.
Atenea, amor, este guerrero morirá de rodillas.
Grita este espartano y su quebrantado corazón
¡Atenea! ¡Me rindo! ¡Perdón!

18 dic. 2008

Corto 5...

Tal vez es el solsticio de invierno
y este frio jodido que nos alejan...
Soñé que estabas durmiendo en mis brazos...
Esperemos el solsticio de primavera...

Corto 4...

¿Morir? de una manera o de otra, siempre morimos...
Día a día, momento a momento, nos hacemos más viejos, nos desesperamos...
¿Morir? ¿Qué más da? si ya nadie llorará en mi funeral...
Si ya nadie me mira en vida, será lo mismo el momento de la muerte...
Qué bien, una vez más has cumplido con tu palabra de olvidarme,
aunque los dos sabemos que sólo es aparente...
¿Morir? No te preocupes por eso amada, sólo disfruta el ahora y ya...
Te lo dice un habitante del Mictlán...

16 dic. 2008

Si...

Si el amor tuviera otro nombre
sería, definitivamente, el tuyo.
Si el sol fuera persona,
se iluminaría con tu mirada.
Si la belleza fuera objetiva,
tu serías, amada mía, todas las cosas bellas.
Si el aroma a Jázmin tuviera rostro,
Se parecería a ti.
Si tengo que ir a dormir,
no hay más que soñar contigo.
Si la luna tuviera ojos
envidiaría tu imagen.
Si el mundo tuviera memoria,
estoy seguro de que jamás te olvidaría.
Si las flores tuvieran piernas
serían tu segunda sombra.
Si mis brazos fueran independientes,
nunca se apartarían de tu cintura.
Si el día fuera eterno,
pasaría un día entero a tu lado.
Si las verduras fueran tus besos,
me vuelvo vegetariano.
Si tu espejo fuera narcicista,
no le reprocharia nada.
Si la vida fuera música,
tu serías la melodía,
y la armonía también.
Si las letras fueran caricias,
no dejaría de escribirte.
Si yo fuera ciego,
juro que podría verte.
Si yo fuera la muerte,
jamás te tocaría.
Si yo fuera el tiempo,
me detendría para conocerte.
Si yo estuviera enamorado,
creería que estoy loco.
Si yo estuviera loco,
buscaria en todas las cosas un poquito de ti.

14 dic. 2008

Corto 3...

Esta es una noche subliminal en la que
el alcohol me ha hecho cumplir
la promesa de olvidarte.
Pero estoy seguro de que mañana
mis pupilas van a recordarte.
Amada mía.
Mañana será momento de correr y buscarte.
Pero pòr ahora con este rock n' roll,
esta nicotina y este alcohol es suficiente.

Tranquilo...

Uno más al buen Nicher...


Amigo, te digo que te siento incomodo,
preocupado, distante.
Amigo, te digo que es hora de ponerle un altar
y beber una noche más en su nombre.
Amigo, te digo que todo se da a su tiempo,
y fuera de este se crea una dimensión alterna,
un universo ajeno a lo que pasa ahora,
un universo lleno de estrellas que mutan en planetas.
Amigo, te digo, verte así me provoco stress
y por eso te escribo.
Amigo, te digo, tranquilo.

Ritual...

Danza, danza y causa la tempestad.
Este ritual acaba de comenzar.
La noche es joven y la luna esta uraña.
Danza, danza, no debes parar.

Esta es la noche del ritual,
sigue moviendo los cascabeles,
no pares, debes danzar.

Al rededor de la fogata,
grita, alaba a los dioses.
Alla en su lugar ellos piden más.

Danza, danza y causa la tempestad.
Esta noche acaba de comenzar.
El ritual es joven y la luna esta uraña.
Danza, danza, no debes parar.

Que emane de tu garganta la voz de los demás.
Que brote de tu piel lo que ya no sirve dentro.
Que fluya de tus ojos el dolor.
Que se queme en la fogata toda la soledad.

Sigue, gira, baila en este lugar,
continua el baile en la noche de ritual.
La luna está sonriendo ya.
Vamos, danza, danza no debes parar.

Cuando amanesca ya no importará,
porque está noche será la tampestad.
Danza, danza que ya terminará.
Tienes que dar a los dioses lo que están pidiendo.
Danza que esta noche cesara la tempestad.

9 dic. 2008

Aún eres pequeña...

Creíste que este era otro cuento de hadas
de esos que lee tu mamá antes de que duermas.

Construiste un castillo de cristal. Y se rompió.
Pensaste que el príncipe te iba a salvar. Ese príncipe no soy yo.
Te hundiste en la inmensidad de la amargura,
y te diste cuenta de que esta realidad en que vivimos es culera.

Pido perdón a la naturaleza por haberte cortado,
florecita deberías seguir sembrada en el jardín.
Ahora no eres más que una rosa marchita
en un jarro sin agua, en una maceta sin tierra.

Pequeña soñadora, es hora de dejar el parque.
Tómame de la mano que debo llevarte a casa
antes de que se entere tu madre.
Pequeña risueña y coqueta despídete de esta vida de muñeca.

Eras una semillita sembrada en la hojarasca
queriendo ser un gran árbol.
Lamento no haberte dicho antes
que eso no se logra en tres años.

Vamos pequeña ya no llores, termina tu paleta enorme.

Desgraciadamente me he dado cuenta
de que aún no te quedan los tacones.
Desgraciadamente me he dado cuenta
de que sólo es el maquillaje que te hace ver tan grande.

Pequeña, recuerda, vive y no calles.
Fue un verdadero honor amarte.
Tomaste mi mano y aprendiste a caminar,
es momento de dejar intentes mantenerte en pie.

Voy a extrañarte . Pequeña, es momento de marcharme.
Voy a extrañarte ,lamento que este cuento no fura lo que soñaste.

Pequeña fue un honor amarte....

8 dic. 2008

Carta 23...

Ayer pensé y pensé y nunca pensé nada, el mes pasado estuve extrañándote como nunca y regresaste, pero aún te extraño como antes. Ya no somos lo mismo, somos un recuerdo que vive a diario como si fuera verdad, no pasamos de soñar y soñarnos, de decirnos que nos amamos. Sabemos bien que no entendemos lo que está pasando, y mañana estaremos ya más lejos de cada uno, de lo que fuimos y queremos ser, estaremos separados de ese punto en común que nos atrajo al centro y ahora nos repele. Trataremos de explicar a nuestro pequeño hijo que es lo que está pasando, pero es tan pequeño que no va a entenderlo. Y muere el sentimiento. Nos acostumbramos.
Ya no quiero molestarte con mis cambios de ánimo, y es qué me pregunto ¿Para qué estamos juntos si nos falta la saliva, si nos falta el corazón? Ya no somos lo de antes, y desgraciadamente ya no volveremos a ser. Estoy tan triste al tener que adaptarme a esta situación. Pero me falta mi niña, me falta la vida, me faltan tus besos de tardes y adiós, necesito tus ojos de: hola te extraño, me falta el tono de tu voz con acento de mayo.
Por momentos hago a un ladito tu nombre y pienso en el mío, pero ese que era yo se ha perdido en sus pensamientos nocturnos, se está durmiendo en sus sueños de insomnio. Y te reclama a gritos mi corazón lo sucedido, y me reclama a gritos tu actitud que te robaron la ilusión. ¿Quién soy yo si no estoy contigo? ¿Quién eres tu si estas si mi? ¿Quiénes son estas personas que se han perdido en lo más profundo de la desesperación?
¿Para qué estamos juntos mi niña, si no hay inspiración?
Hablaremos sobre el tema y nos diremos te quiero todos los días de nuestra eternidad, pero lo que hace falta es creerlo, lo que hace falta es iniciar. Y me quemo. Y mis cenizas se vuelven tu tristeza. Y tu tristeza mi soledad.
Hoy escribo, y escribo, ¡Y no escribo nada! Empapado en llanto te pregunto ¿Por qué ahora todo es soledad? Tus abrazos a obscuras y los besos en la mejilla, mis letras como agua clara desembocan en el mar, y todo, todo se vuelve general, común. Ansiedad.
No soy más que una copia barata de lo que te daba felicidad, mírame e intenta mirarte en mis ojos para que después me expliques qué es lo que nos hace falta, qué es lo que buscamos en los demás… Y prefiero que tengas una mísera vida triste sin mí, a que vivas una tristeza miserable conmigo. Si vas a seguir aquí, a mi lado niña, si voy a estar contigo es nada más porque queremos y no por sentirnos obligados. Dejemos de lado la costumbre que si debemos olvidarlo, no hay otra opción, en algún momento lo habremos olvidado.
Anda niña, necesito una explicación, no entiendo lo que está pasando en nuestro alrededor, no entiendo por qué está agonizando tu hermoso corazón.

Carta 21...

Ven niña y descansa en mis brazos, permíteme darte mi curriculum para ocupar el lugar de aquel ángel ingrato que te ha abandonado. Diluye tu cariño en mis venas y fundámonos en ese sueño que hasta ahora no ha pasado de ser un sentimiento. Dime al oído que me necesitas tanto como yo a ti.
No lo digas nena, sé que es difícil caminar por los caminos empedrados de Guanajuato, pero después de tanto dolor de pies en el callejón del beso hagamos estremecer nuestros cuerpos inyectando esperanza por los labios. Tómame cariño de la mano y miremos el mundo desde las nubes, tenemos todo lo necesario.
Soy insoportable los Sábados que no te tengo. Me en carrero los domingos cuando sé que el siguiente día habrás regresado. En medio de la nada el destino ha hecho estragos, pero nos encontramos y los espejismos en el desierto son manantiales reales a tu lado.
Ahora soy puros huesos y tu corazón latiendo, ahora estoy contigo. Estoy contento.
Vamos pequeña fundámonos, seamos aleación de minerales reforzados, que te necesito tanto como aquellos Romanos necesitaban de su Excalibur. Las palabras ya no importan cuando sabes que estos versos son más que silabas forjando sueños. Permíteme ocupar el lugar de ese Ángel ingrato que te ha abandonado. Llena mi altar con tu silencio, porque sabes mi niña hermosa que yo sin ti soy indefenso, que este amor que irriga mi corazón es eterno.
¿Podremos salvar las almas condenadas de una eternidad en el infierno?

Presa...

Tiene ya siete horas que no estás a mi lado, tu aroma me persigue,
te huelo en todos lados, te miro en todas partes...
Me persigues como leona hambrienta y yo me siento como una presa.


Tal vez estás escondida en alguna parte, observando,
esperando el justo momento de atacarme y
hacerme correr hasta la muerte...


Presiento que quieres tomar mi cuello entre tus fauces
y apretar fuerte y sacar de mi cuerpo toda la sangre.


Si, estás escondida en alguna parte y te huelo,
y sé que vas a atacarme, qué esperas fiera, muerde fuerte
que no voy a resistirme, moriré bajo tu ataque.


Eres una leona hambrienta en espera de atacarme,
y yo, presa de tu aroma no habré de resistirme.
Abre tus fauces y muerde, matame como la leona que eres
y sacia tu hambre...

Esto ha terminado...

A mi buen amigo nicher....
Compartiendo el sentimiento hermano...

Ahora estás aquí, pero aún te extraño.
El alcohol no es tan fuerte como tus labios.
Quisiera borrar lo sucedido, pero ahora estoy borracho.
¿Amor tanto es lo que quiero, tanto es lo que pido?
El reloj marca las cinco, los Cadillacs siguen cantando, y los tabacos no se acaban.
Aquí, en medio de este frío haces falta.
Escoba verde en el patio, acabo de pasar por tu casa.

Te recuerdo, hay migajas de atún en la mesa.
Nena, la nostalgía no me abandona,
ni cuando me confieso,
ni cuando voy a misa,
ni cuando me embriago,
ni cuando hago música.
Pido con el corazón que se termine la agonía,
pido con mis labios secos y mis palabras a medios dientes que no te vayas,
pero nadie escucha.

Te necesito, pero parece que caminamos en sentidos contrarios.
Te amo. Como quisiera que esto no hubiera sucedido,
como deseo mirar tu corazón intacto, pero yo no manipulo el destino...
Esto se ha terminado amor mío...

7 dic. 2008

Esta vez...

Esta tarde me hubiera gustado una invitación para ver la televisión y besarte.
Esta tarde me hubiera gustado tenerte en mis brazos y mirar tus ojos.
Esta tarde me hubiera gustado un adiós de medios labios.
Esta tarde hubiera querido comer atún contigo.
Esta tarde me hubiera gustado recoger los fragmentos del vaso roto.
Esta tarde me hubiera gustado marchar de tu lado por fuerza, y al decirte adiós intentar regresarme.
Esta noche me hubiera gustado escuchar tu voz.
Esta noche me hubiera gustado reír contigo.
Esta noche me hubiera gustado que me dijeras "ardisho"
Esta noche me hubiera gustado soñarte.
Esta noche me hubiera gustado desvelarme en tu oido.
Esta noche me hubiera gustado escuchar a tu padre regañándote por que es tarde y no te has dormido.
Esta noche me hubiera gustado ir a dormir con la ilusión de despertar en tu oído.
Pero esta tarde no fue como hubiera querido.
y esta noche no será como las pasadas han sido...

Ebrio de ti.....

No me digas que te has dormido ya porque no lo creo.
La noche es joven aún y saldré a buscarte, simplemente porque te extraño.
Caminaré tambaleandome y con los pies desnudos por la calle en que vives.
Mi cuerpo tiene frío y ganas de ti.
Quiero borrar todas tus heridas de a poco con mis labios
y beber agua de tu manantial.
Quiero tomar unas vacaciones en tus caderas, dormir en tu vientre.
Para despertar y comer al amanecer del fruto fresco de tus caricias.
Quiero ampliar las alas y volar por tu mirada.
La noche es aún joven y el camino empedrado.
Nena, no importa cuanto tiempo tenga que andar vagando
ni cuando duelan las plantas de los pies porque sé
que el sol se asomará mañana por el horizonte e iluminará la nieve de tus montañas.
Nena, no importa cuanto tenga que vagar, porque sé tiene que amanecer mañana.
Y entonces cuando la luz se filtre por la ventana iluminará tu rostro en mi cama
Y dejaré para entonces mi tristeza enterrada en la almohada.



Quiero ser un niño de kínder...

Quisiera regresar al kínder.
Y ser como esos niños que dibujan,
iluminan y creen que escriben.

Tenerle fobia a las niñas
y preocuparme por perderme las caricaturas.

Escuchar una canción
y no deprimirme,
me jor poner algo rítmico
y bailar hasta cansarme.

Quisiera ser como un niño de kínder
y hacer muchos berrinches.

Soñar con ser un superhéroe
y no llorar por querer ser tu amante.

Mirar Toy Story y reir hasta cansarme.
Dar vueltas y vivir porque asi lo dice mi mami.

Quiero ser un niño de kínder
y no este pinche poeta
que sueña con ser tu amante.

5 dic. 2008

Carta 12...

Me duele algo, y duele tanto que no se siquiera qué es, quisiera imaginar que es el pecho, pero no sé, duele desde hace tanto que al parecer ya me acostumbré...

Ayer tuve un momento de soledad, de esos que me encantan y después de haberte olvidado por una semana, olvide que te había olvidado, si, ayer te recordé... Fue tan hermoso soñar contigo mientras por la ventana podía ver como corría la lluvia de julio, como lloraba el cielo gris conmigo porque te extraña también... Y de repente, mis ojos comenzaron a iluminarse con el recuerdo de tu imagen, y deje a mi pequeño niño travieso correr, deje que fuera libre y realmente después de tantos días de llanto por las noches y sonrisas falsa por el día me hizo verte, me hizo sentir bien...

El dolor comenzó a evaporarse como suspiros eternos, el dolor al disiparse me dijo tiernamente que me quieres y yo me ilusioné... Demonios, por más que no quiero hacerlo vida mía te extraño y según yo te había dejado hace mucho tiempo en una vieja cruda que tuve hace más de un mes, pero creo que en la última borrachera, unos amigos, unas canciones, nicotina, y te recordé... ¿Será cierto lo que susurra el viento de lugares que visité? ¿Será cierto qué me quieres, pero que no me doy cuenta por qué tengo ideas de café y no de miel?...

De repente entre tantos bellos recuerdos desperté, y en la inmensidad de la carretera me olvidé de que tú me has olvidado y que aunque yo vuelva a verte tu a mi no me veras también, seré como un fantasma que no existe o una sombra en la obscuridad... Y no sabes amor mío que la tristeza renació como el Fénix en ese momento, cuando recordé que se me olvido que ya te había olvidado hace más de un mes, aunque realmente nunca lo hice, solo quiero hacer de cuenta que no existes para ser feliz otra vez, pero niña, eso ya no se puede así que será mejor que ahora que te escribo haga de cuenta que se me olvida que te recordé...

3 dic. 2008

A ella...

Baja despacio por mi cuerpo
y no olvides humedecer mis labios.
Entra en mi organismo y evaporate.
Intoxicame, vuelvete parte de mi,
Quiero que corras por mis venas y salgas por mis poros.
Sólo está noche seamos uno y olvidemonos de todo lo demás.
Tengo ganas de beberte e intoxicarme,
necesito que cures este dolor.
Vamos más allá de donde este corazón mutilado puede llegar.
Te extrañaré cuando te marches, pero sé que nos veremos otra vez.
Intoxicame amada mía mientras estés aquí.
Ámame antes de que te vuelvas un fantasma.
Fusionemonos antes de que te vayas de mí.


Imagenes para tu hi5

Corto 2...

Golpe a la puerta.
-¿Quién será el que toca?
Golpe a la puerta.
-Ella no contesta.
Golpe a la puerta.
-¿Ya se habrá ido?
Golpe a la puerta.
-Seguramente ella está durmiendo...
De ahí hasta ahora todo está en silencio...

Suicidio...

Es tan mortal tratar de esconderte.
Es tan fatal no poder liberar esto que siento.
Es un suicidio quererte y no poder decirlo.
Estar a tu lado es como tener una cuerda en el cuello.
Tenerte tan cerca me hace dejar de respirar.
Mirarte, suicidio y agonizar.

Quiero que tomes este último aliento en tus brazos.
Quiero que escuches el último grito ahogado de este poeta sentenciado.
Quiero que seas el cerbero de mi alma.
Callar, suicidio y calma.

Dime que quieres mirar como muero.
Dime que quieres saber el porqué de mi sufrimiento.
Dame la cura para este mal insoportable.
Antes de morir bajo esta desesperación que me consume.
Ven a observar cómo se enfría este sentimiento.
Quiero que seas la única que sepa porque he desaparecido.
Pero no digas nada, solo mira y lleva el secreto contigo.
Quererte, morirme, suicidio...


2 dic. 2008

Ofrenda...

No sé qué ha pasado entre nosotros…

Nena, quisiera pasar esta luna entre tus brazos.

Hace ya unos soles que el tiempo se ha vuelto lento
Y la agonía cotidiana un simple destello…

Tu mirada ya no me busca como antes lo hacía,
Y siento tus manos tan frías cuando se acercan a las mías.

Tus labios ya no me reciben como antes solían hacerlo,
Han arrancado la hermosa rosa que germinaba en ellos.

Y al despedirte ya no siento como antes que te desprendías,
Ahora es adiós, y el adiós nos domina.

¿Será que sigues pensando en nosotros?
¿Ahora importa tanto lo que ellos digan?

Y cuando ya no estás entonces te evaporas,
En cada suspiro, en cada memoria…

Yo lo sabía, tenía que cumplirse la profecía,
Tenía que comenzar la conquista,
Las doctrinas y la destrucción…

Pero a este corazón Azteca nada lo doblega,
Luchará hasta recuperar lo que ha perdido
O lograr la independencia…

Usaré mí un arco y una flecha
Para flechar todas la estrellas
Y hacerte, amada mía, un collar con ellas.
Citlalminatzin es mi nombre,
así me conocen en mi tierra...

Y si mi ofrenda no te parece,
Irá como dije en el centro del collar
Mi corazón Azteca…
Este corazón que luchará hasta recuperar lo perdido
O lograr la independencia.

Y si mis palabras aún no te suenan convincentes
Propongo una cosa y nos vamos,
Salgamos está noche y caminemos a la luz de la luna,
Con los pies desnudos sobre la arena,
Y las manos entrelazadas como los hilos de una cuerda.
Después de mil pares de pares de huellas marcadas
Tomemos un descanso y miremos el vaivén de las olas.
Dejemos que se enamoren en esta noche nuestras sombras.
Dejemos que ellas que no saben lo que nuestro cuerpo siente prueben el querer.

Propongo una cosa y nos vamos,
Besémonos hasta el amanecer….

Date cuenta...

Mira mis ojos pequeña,
Míralos hasta el fondo y date cuenta,
En esta mirada no hay rastro de mentira.
Mírame cuando digo que te quiero
Y date cuenta, de que no estoy mintiendo.

Mira mis labios nena,
Míralos secarse poco a poco,
En estos labios no hay rastro de infidelidad.
Mírame cuando digo que te quiero
Y date cuenta, de que necesito tus besos.

Mira mis manos amor,
Mira como las líneas en ellas se acortan,
En estas manos no hay rastros de otra piel.
Mira mis manos cuando te acarician
Y dicen a tu cara que te quiero.

Mira mi alma,
Mírala hasta el fondo y date cuenta
De que en esta alma no hay más que agonía.
Mírame cuando digo que te quiero
Y date cuenta, de que yo sin ti me muero.

Mira mi corazón,
Míralo que está esperando tus pupilas, y date cuenta
De que este corazón está tatuado con tu tinta.
Mírame cuando digo que te quiero
Y date cuenta, de que mi sangre te necesita.

Mira mi poesía,
Mírala hasta el fondo y date cuenta
De que en esta poesía no hay más que letras.
Mírame cuando digo que te quiero,
Lo lamento mi niña, olvidé por un momento que eres ciega…

Hipnos ineterruptus...

Suena el teléfono:
-Hola amor, buenos días espero que hayas dormido bien…
Me enjugo con las manos las lagañas.
-Hola niña buenos días, gracias, he despertado de la mejor manera, ¿pero qué hora es?
Bosteza.
-Es hora de que sepas que abrí los ojos para marcarte y decirte ¡cuánto te necesito!
Me estiro
-Pequeña, sabes que me haces falta también.
Nos proyectamos
-Tengo muchas ganas de besarte
-¿Creerás que yo también?
Perdemos las miradas en una pared…
-¿Oye niña, puedo decirte algo?
-Claro
Caya.
-Te amo y nunca quiero dejarte
-¡Ay niño! ¿Creerás que yo tambi…?
Suena el despertador...


Que hermosa...

No me había percatado
De la belleza de tu espalda;
Nunca la había visto
Y ahora que la miro pienso:
Qué hermosa es tu espalda
¡Qué hermosa!

Cómo tus rizos descansan sobre ella
Y se bañan en las montañas.
Nunca me di cuenta,
Siempre te mire de frente:
Qué hermosos hombros tienes,
¡Qué hermosos!

Tus manos blancas y tus uñas largas,
Siempre en mis manos,
En mi pecho, en mis labios
Descansaban, por lo tanto
(Qué ingenuo) No me di cuenta:
Qué lindas uñas manicuradas,
¡Qué lindas!

Y tu cuerpo esbelto…
Tiene un balance casi perfecto
Con tu cintura delgada
Y tus caderas anchas.
Qué dulzura de figura,
¡Qué dulzura!

Y tú cara, ¿Tu cara?
No puedo describirla
Nunca mire más allá de tus ojos,
Tengo vagos recuerdos de ella,
Pero si lo demás me gusta, imagino:
Qué niña tan hermosa es ella,
¡Qué niña tan hermosa!

Moriré...

Algún día he de morir y no quiero que llores entonces. No quiero misa, rezos, velorio, nada. Sólo fuego que haga cenizas mi cuerpo, y se acabe. Quisiera que ella aún viviera y que sacaran antes de cremarme el corazón, lo metieran en formol y se lo dieran, siempre ha sido suyo y no quiero que se vaya sin él.
Cuando muera, amigo mío, no sufras, que sólo mi cuerpo no estará. No quiero flores, panteones, ni sueños rotos. Sólo cenizas y ya. Lloremos juntos ahora que estoy aquí, di de la manera que quieras lo que sientes por mí y no te arrepientas de odiarme por lo que he hecho, no digas entonces: ¡Qué bueno era! ¡Qué difícil será la vida sin él!
Cuando mi tiempo haya terminado crecerán mil árboles, habrá quirófanos en todo el rededor en cuyas paredes quedaran grabadas los gritos de los bebes. Y mi testamento quedará a nombre de los que estén de acuerdo con mi partida. Mi testamento está escrito en todos sus corazones. Y si sufro ¿Qué importa? Y si muero no hay más, sólo mis cenizas en una vasija que contaminaran el mar.
Algún día he de morir tranquilo, feliz, vivo. Y no será momento de llorar. El recuerdo será polvo y el polvo mi epitafio. La historia será mar y sus lágrimas que no brotan. Cuando muera amigo mío también te voy a extrañar…

Amor de verano...

Llevo en los bolsillos recuerdos que compartir con la gente que me rodea, dejó en tus manos tanto de mí que estoy incompleto, y busco a cada instante encontrarte y cuando lo hago ya no quiero... No lo sé, ya no sé si te extraño, pero si te digo algo claro, no podre quitar de mis labios tus besos azucarados, ni de mi espalda tus huellas, nunca podre quitar de mi corazón la marca que has dejado, amor perdido, amor pasado: "you can't say we never try"... Y llevamos en los sesos las memorias y los concejos que nos dimos, todas esas noches que soñamos abrazados, llevamos en los ojos grabados todos los momentos bellos que nos humedecieron los labios, recordamos esos tiempos adversos en los que juntos luchamos, en los que juntos terminamos... Y ahora en este momento sabemos ambos que aprendimos a no desperdiciar el tiempo y debo decírtelo: aún estas dentro, y no te iras... Y por favor cuando tus soles quemen con su mirada esta carta, no te pongas a la orilla del mar, porque, es posible querida, que tus mejillas se llenen de sal... Y por favor nunca olvides que en cualquier situación puedes contar conmigo, con este amante romántico que nunca te dejara de amar, que tiene para ti un lugar en los campos elíseos de la memoria, y que esporádicamente llevara flores a tu tumba sin derramar el sudor de las pupilas...
Debo decirte también, que nunca probare cuerpo como el tuyo y no podre poner en mi piel más besos porque los que tú dejaste ocupan todo el espacio posible, y debo decirte que me duele pisar las hojas secas cuando camino, amor de verano, amor definido, no quiero aceptar que hayas desaparecido, así como así... Y aún no puedo dejar de pensar en todas las ocasiones en que te sople al oído, todos esos momentos en que nuestro universo se hacía tan complejo y al mismo tiempo tan sencillo, todos esos momentos en que abrí los ojos cuando estaba recostado en tu pecho, y el beso, el beso de tus manos, de tus miradas de fuego, la caricia de sol sobre tu rostro, la conjunción del amor en nuestros cuerpos.

¿Por qué soñé contigo?
quisiera que fuera un tabú,para poder ver hecho al fin
mi deseo de poner un ósculo sobre ti.


Mover mis manos sobre tu rostro
con una poca de amor, y otra más de placer
mientras nuestros labios se juntan y dividen el cielo,
sentir bajo mis yemas la textura de chocolate que tiene tu piel,
buscar entre tus poros los nervios que se escapancuando has de suspirar...

Para subir después poco a poco a la eternidad...
Entre caricias furtivas, entre tu amor y mis soledad. Cariño.


Vivo, sentir vivo el sentimiento
que desprenden tus pupilas.
Muerto. sentir muerto el dolor
que me traen los recuerdos.
Y al fin de la guerra sentirme
rodeado de tu cuerpo,

con tus manos sobre el pecho y tus pies en movimiento
bajo las sabanas del arte que interpreta nuestro amor...
¿Por qué soñé contigo?, si ahora tu recuerdo,solo tu recuerdo......


Extrañare tus mejillas sonrojadas cada vez que nos mirábamos y nos decíamos suavemente: te amo, y entonces sentíamos el regocijo de tener en otra persona lo que siempre soñamos, pero amor, lo siento, te juro nunca quise hacerte daño... En fin, esto ha terminado " y ahora sé que encontraras por ahí a otros mejores" y debes de aprovecharlos, absórbelos, bébelos, hazlos liquido y bébelos, pon sobre tus ruinas lo que pudo ser... Espero algún día saber algo de ti, espero algún día encontrarnos para sentarnos a platicar de lo que ha sucedido en nuestras vidas, y para ya dejarte por siempre, debo decir que mis lágrimas se evaporan y llegan a tu respiración, en cada suspiro que inhales, en cada adiós que tu escuches, yo estaré presente y cuando el llanto invada tu corazón, amor, no te dejes vencer, que ya pasaran las dificultades, nunca olvides que tienes en mi un lugar muy importante, y que el tiempo a tu lado es un recuerdo constante, es la historia de amor que más recordare cuando vaya al cine... Seguiré escribiendo poemas para ti, en donde desahogaré este sentimiento extraño que oprime mi pecho y que poco a poco irá desapareciendo, así como lo haces tu... Y ahora ambos hemos aprendido a no desperdiciar el tiempo, y debo decirlo: aun estas dentro y no te irás, pero es tiempo de decir "good bye my love, good bye"...

No quise...

No quise perderte, ¡Lo juro!...
Y hoy ya no puedo decir te quiero, pero si te extraño...
No quise perderte nena, ¡Lo juro!...
Por las lunas y los soles en que nos besamos...
No quise robarte lo que te robe...
Solo queria que estuviéramos juntos...
No quise dejarte, ¡Lo juro!...
Pero ya era necesario un descanso...
No quise lastimarte ¡Lo juro! No quise lastimarte...
Por los símbolos que marcaste en mi piel...
No quise que lloraras, ¡Lo juro!, no quise hacerte daño...
Y ahora que no te tengo te extraño...
No quise que lloraras, ¡Lo juro!...
Sabes, aunque nunca lo dije que te amo...
No quise lastimarte, ¡Lo juro!...
Lo demostré cuando te tomaba por la calle de la mano...
No quise dejarte, ¡Lo juro!, nunca quise hacerlo...
Te lo dije cada vez que soñaste a mi lado...
No quise robarte, ¡Lo juro!...
Solo me lleve lo que siempre fue mío...
No quise perderte, nunca quise hacerlo...
Solo dejé que actuara sobre nuestra vida el destino...
No quise perderte, ¡Lo juro!...
Pero te perdí, y ahora no quiero que regreses...
¡Lo juro! No quiero que regreses...

¿Qué hacer si hoy fue un mal día?

Las cosas no están bien con mi chica,
perdi a una buena amiga,
la nena que me gusta se ha dado cuenta
de que estoy comprometido.

Estoy parado en el trafico,
el sol seco me pone de malas.
Tengo hambre y me duele la cabeza,
!Quiero beber una cerveza¡

Y me acuerdo de que, desgraciadamente, es martes...