9 dic. 2008

Aún eres pequeña...

Creíste que este era otro cuento de hadas
de esos que lee tu mamá antes de que duermas.

Construiste un castillo de cristal. Y se rompió.
Pensaste que el príncipe te iba a salvar. Ese príncipe no soy yo.
Te hundiste en la inmensidad de la amargura,
y te diste cuenta de que esta realidad en que vivimos es culera.

Pido perdón a la naturaleza por haberte cortado,
florecita deberías seguir sembrada en el jardín.
Ahora no eres más que una rosa marchita
en un jarro sin agua, en una maceta sin tierra.

Pequeña soñadora, es hora de dejar el parque.
Tómame de la mano que debo llevarte a casa
antes de que se entere tu madre.
Pequeña risueña y coqueta despídete de esta vida de muñeca.

Eras una semillita sembrada en la hojarasca
queriendo ser un gran árbol.
Lamento no haberte dicho antes
que eso no se logra en tres años.

Vamos pequeña ya no llores, termina tu paleta enorme.

Desgraciadamente me he dado cuenta
de que aún no te quedan los tacones.
Desgraciadamente me he dado cuenta
de que sólo es el maquillaje que te hace ver tan grande.

Pequeña, recuerda, vive y no calles.
Fue un verdadero honor amarte.
Tomaste mi mano y aprendiste a caminar,
es momento de dejar intentes mantenerte en pie.

Voy a extrañarte . Pequeña, es momento de marcharme.
Voy a extrañarte ,lamento que este cuento no fura lo que soñaste.

Pequeña fue un honor amarte....

1 comentario:

Jorge Abuelo dijo...

aun no tienes años pa votar y ya pasas del bodrio de vivir
uno lee tus poemas y se da cuenta que lo que haces no es contar historias, sino crear imagenes, imagenes dolorosas que solo puden provenir de una mente tan desmadrada como la tuya.
de la mente de una adolescente que vive lo que tiene que vivir todo adolescente, y sin embargo lo ve todo dsde la perspectiva fatalista de los que estan mas alla. cido