28 feb. 2009

Caza.

Quiero desparecer entre la niebla,
Dejar de ser hombre y ser viento
Música, naturaleza.

Me temo que me observan
De allá, de aca, no sé de donde,
Ellos me observan.

Olcultos entre el silencio
me cazan, como si fuera un conejo.

Yo siento que estoy bajo la lupa
observo, y no encuentro
a mis cazadores en celo.

No pasa mucho tiempo,
me confio,
me pongo comodo y me duermo,
sueño, es tan hermoso.

Y de repente un estruendo
me despierta,
quiero correr y no puedo,
los cazadores han puesto
una bala en mi pecho.

2 comentarios:

Nycher dijo...

demencia, locura, un poco de esquizofrenia... el complemento perfecto para acompañar la cruda realidad....

Nycher dijo...

ahhh y un poco de delirio de persecucion.... gracias por mostrarnos un poco de alguno de los miedos que pocos nos atrevemos a confesar.. y eso no hace menos macho a un hombre.. al contrario, todo lo contrario...