23 feb. 2009

Ese día seguro no llega.

Lo siento amor.
No más lamentos escupirá mi boca,
ni dolor bombeará mi corazón.

Voy cayendo rápidamente
de la cúspide del sentimiento.

Lo siento amor,
ya estoy cansado,
sin aliento,
no quiero más ardor.

Pero sí escribo para decirte:
más quiere aquel que olvida,
que el que otorga perdón.

Ahora me callo,
porque he descubierto
que amar sin dolor es imposible,
y ser amante es mi profesión.

Ya no quiero verte lamentando
este maldito amor.
Porque ser amado es mi condena,
ser bohemio mi afición.

¿Qué más puedo hacer con esta pena
que me mata, me envenena
y deja hambriento mi corazón?

Quizás escribiré mil poemas,
beberé todo mi alcohol,
cantaré a la luna mis penas,
y te olvidaré después.

porque amor,
ama más el que olvida,
que aquel que otorga perdón.

¿Será posible que después
de tanto sufrimiento
puedan gritar mis letras
ya no te quiero amor?

No hay comentarios: