2 ago. 2010

Noche de alcohol

No puede pasar más,
sólo que te vayas;
porque te enamoraste del ángel
y no, del verdadero, del demonio.

Porque siempre he sido así,
licántropo,
no muerto,
antropomorfo.
"Bohemio de afición"

Porque no te enamoraste del que soy,
ni del que fui,
sino del que soñaste.

Porque me convertí en lo nadie conoció,
porque un día me enseñaron a querer
y a ti no,
porque me enseñaron a abrazar
y mis brazos fueron fuertes;
pero llegó la noche,
entonces caducó mi fuerza,
los colores de tu ausencia tiñeron mis estrellas,
y mi cuerpo se convirtió en una botella de vino.

No fui bebida de dioses,
no fui trago en el cáliz,
sólo materia embriagante que jamás cruzó la linea de la locura.

Entonces me abandonaste
porque te gusta esa sensación en la que pierdes la cordura,
con la que olvidas todas las penas;
y a mi no me gusta
que no tenga alcohol la bebida...

No hay comentarios: