2 ago. 2010

Amor.

Cómo quisiera hoy levantarme
y correr a tu puerta
para encontrar la llave secreta
y abrirla,
sentirla,
escapar de la rutina.

Ponerle play a la memoria
y tocar a Bunbury,
Sabina,
la maldita,
Caifanes,
una guitarra fina con cuerdas
ebrias de dulzura
en las comisuras de tu
erosionado suelo.

Plantar un árbol
con besos por manzanas,
caricias sanas,
hojas,
rojas,
solas las intenciones
del palpitar frutal.

Podría pararme en tu puerta
y abrir la boca
para proyectar en tu playera
sueños,
anhelos,
falsas esperanzas
como balas que no matan,
pero hacen que sangren
el más puro sentimiento,
muriendo
en gerundio,
Rolando, poeta muerto en un sueño.

Año nuevo vestido
de penas viejas
y las esperanzas enclaustradas
en el nombre de una persona,
razona,
regresa,
poeta que miente cuando escribe,
cuando crea.

Esta no es mñas que otra treta de la vida,
me quedaré con las ganas,
de amar,
de ser amado,
de llorar sin pena,
por placer y no triztesa,
por feliz y no por rabia,
perro, poeta, mentiroso,
el amor no es lo que piensas,
el amor es sólo mariposa
con alas de cera.

No hay comentarios: