3 jun. 2010

Noche sola

Me he cansado,
de buscarte donde siempre
para no encontrarte;
de cargar con el peso de la noche
y de la poesía,
de los timbres que nadie responde,
de la indeferencia,
de las travesias que van a ningún lado;
de la soledad,
de mis letras tan tuyas que has olvidado;
de luchar sin soldados,
de perder la batalla que nunca he ganado.
Del pasado,
de las malas mañas,
tus mentiras mis arañas;
de caricias pretensiosas
que no valen un centavo,
de miseria sin misericordia,
de cristo,
de Maria,
de mis años.

Me he hartado,
de la soledad que llora,
de las paredes azules de mi cuarto,
del te amo vacio
que hace tiempo no has pronunciado,
de mis amigos imaginarios
que también me abandonaron,
de las tardes,
de los libros,
de los días,
del rock que no ha regresado.
De mis labores que nadie valora,
de las estrellas,
de la luna,
de llorar sin se escuchado,
del cine que consuela,
de las musas ignoradas,
de insistentes manecillas,
que suenan a carcajada.
Del ácido sabor a tus labios cerrados,
De la fría textura de tus brazos cruzados.
De los signos de interrogación
que por corazón me cambiaron,
de los unicornios,
de los ansiados días felices,
de la vida,
de mis años.

Me he cansado,
de rogar amor y obtener
ceros a la izquierda,
de ser estupido para nada,
de nadar en contracorriente,
de mantener los ojos cerrados
para alejarme de la realidad,
de escuchar cuando me dicen la verdad,
de saber que lo nuestro nunca pudo ser,
de lo que fue y ya no será.

2 comentarios:

Nycher dijo...

todo un placer que resulta leerte y mas con estas letras que ya se que te salen del corazon, de lo profundo, de lo que pesa, de lo que se odia pero con lo que tambien se aprende a vivir....
que no te duela su indiferencia,
que mia migo, no sufra, por la cero tolerancia...

NURYA dijo...

me encantó tu poema.