17 feb. 2010

Requiem

Hoy te pido que me olvides
que hagas de cuenta que no existo,
que ya he muerto.
Como si nunca hubieran encontrado
mi cuerpo,no tengo tumba.
No busques una lápida fría
que cobije tus lágrimas.

Imagina que me he ido
para siempre
y no me extrañes,
no digas a nadie que me amaste;
no me halagues en muerte
todo lo que en vida criticaste.

Si te busco, si te llamo,
¡Por favor no contestes!
es mi alma que no ha pasado
a segundo plano;
un fantasma que molesta,
pero no espanta.

Yo te pido que anotes
mi nombre en hielo
y luego lo pongas al sol
para evaporarme,
para ser viento, aire.

Fúmame hasta que se te
acabe la memoria
para ser co2 contaminante,
co2 que contamine el cielo
y no tu corazón.

Bórrame de tus labios,
deja que evacue tus besos,
deja que las asperas caricias
del deseo animal ajeno
borren de tu cuerpo mis señales.
Si preguntan por mí
di que no me conoces,
no te costará trabajo.

Por las noches, cuando tengas
ganaas de mirar a la luna,
¡No la mires! porque
sera ella mi mensajera,
la noche te obsevará
y me contará lo que suceda.

No llores, aunque sé
no hace falta que lo pida,
(Mi deceso no causará
tanto dolor como pudo
haberlo hecho antes)
y de mi ausencia en poco
tiempo dejarás de percatarte.

Si entre lagunas de pasión
cotidianidad o arte
alcanzas a recordarme,
haz como que nada ha pasado
y vuelve a olvidarme.

De la soledad que tanto amas
te pido no tengas celos,
pues a sabiendas de
mi caracter entenderás
que ha falta tuya
me hizo falta una amante
y fue soledad la única
dispuesta a compartir conmigo
esta mierda de mí que dejaste.

Y si algún día en mi
desvelo escribo para ti
correré a tus sueños
a recitarte las líneas
que conmigo no murieron.

Hoy te pido que me olvides,
que hagas como que no te amo,
que cures tus heridas con el tiempo;
pediré a mi mente
que en este sepulcro
ponga tu nombre como epitafio.

hoy te pido que me olvides,
pero no que dejes de rezar
para que el cielo me perdone
lo que tú no has perdonado.

No hay comentarios: