2 jul. 2010

Cotidianidad

Hoy amanecí nostálgico
con las imágenes de mi pasado
clavadas en mis mano;
pensando, algo sonámbulo,
en lo que es de dos pares de labios
que no se frecuentas
ni en soledad ni acompañados.

Soñando con una cabeza
descansando en mi hombro
y unas sábanas que no heden
a mi cuando despierto.