24 oct. 2011

Castañeda

Me gustaría beber
sorbos pequeños
De tus perlas sabor otoño
Y curar las llagas
Que manchan mis gritos
Y mis letras
Y mis manos entregadas
A la tierra olvidada de un panteón.

Si tan sólo fucionarte
Pudiera y mutarte
En todas las estrellas
De cálido seno
Y frío explendor.
Big bang.
Hojitas de menta.

Si tan sólo llovieras
Y mojaras mi osamenta
Desgarrada
Polvorienta.

Y a pesar de todo
En estas esquelas,
De sal con sabor
A pasado,
Te transmito en ilusión,
A cada paso
En cada una de ellas,
Mariposas que viven
Como sentencias muertas.

Ya pintaste de púrpura
Las flores de mi jardinera pectoral
Y te corto un ramo
Y lo envuelvo en celofán;
Te ofrezco los capullos
Que tú sin darte cuenta
Me viniste a sembrar,
En cada calle en que naces,
Como inmenso sol que alumbra,
Me calienta,
Me carboniza
Y me da energía para germinar.

Me gustaría beber
Sorbos pequeños
De tus perlas sabor otoño,
Para escribir y lanzarte
Versos sin sentido,
Como señales de existencia,
Desde la ventana del manicomio.